Sara Sabbaghiyan, la abogada de Shakineh Mohammadi Ashtianí, la mujer acusada de adulterio que podría ser lapidada en Irán, fue detenida por no observar el código de conducta de la República Islámica, confirmó el fiscal general de Teherán, Abas Jafari Dolatabadi.

En declaraciones divulgadas por la agencia de noticias local Mehr, el responsable iraní aseguró que Sabbaghiyan fue arrestada junto con otros cuatro letrados por razones de seguridad y por no observar el código de conducta de la República Islámica.

"Tres de los abogados fueron detenidos en el aeropuerto Imán Jomeini a su regreso al país en un vuelo procedente de Altaya, Turquía. Los otros dos están relacionados con ellos y fueron arrestados en Teherán", explicó Dolatabadi, sin proporcionar más detalles.

En un correo electrónico enviado a la agencia Efe, el primer abogado de Ashtianí, Mohamad Mostafeí, ahora exiliado en Noruega, había denunciado la detención de sus colegas.

El letrado aseguró que su compañera, Sabbaghiyan, actual abogada de Sakineh, fue arrestada junto a la letrada del propio Mostafaei, Mryam Kiyan, y una tercera abogada, Maryam Karbasi, en el aeropuerto Imán Jomeini, en las afueras de Teherán.

El caso de Ashtianí, de 43 años, salió a la luz el pasado verano cuando Mostafei reveló que, tras agotar todas las vías legales y en un proceso poco transparente, la mujer había sido condenada por adulterio y que sería apedreada hasta la muerte.

La pena despertó una oleada de duras críticas y protestas internacionales, lo que obligó al régimen iraní a suspender la sentencia y afirmar que se encuentra bajo revisión.