El principal partido de la oposición italiana, el Partido Demócrata (PD) presentó ayer en la Cámara de los Diputados una moción de censura contra el Gobierno de Silvio Berlusconi, con el apoyo del también opositor Italia de los Valores (IDV).

El líder del PD, Pierluigi Bersani animó al presidente de la Cámara de Diputados y ex socio de Berlusconi, Gianfranco Fini, a que su grupo parlamentario Futuro y Libertad para Italia (FLI) apoye la moción. "Quiero creer que si se ejercita la coherencia de todos aquellos que piensan que esta fase está acabada, ésta es una ocasión para demostrarlo", dijo Bersani. Igualmente el líder de IDV, Antonio Di Pietro pidió el espaldarazo del FLI: "Obviamente la moción para pasar, tiene que tener también el voto favorable de FLI. Si nuestra moción no les gusta, no hay problema que presenten una ellos y nosotros se la firmamos".

Todo parece indicar que la batalla que mantienen Berlusconi y Fini, desde que fue expulsado del partido gobernante Pueblo de la Libertad (PDL) el pasado 29 de julio, se ha trasladado al Parlamento donde el ex socio de Gobierno del mandatario cuenta con 35 diputados y 10 senadores, además de un ministro, un viceministro y dos subsecretarios en el Ejecutivo.

El portavoz del PD en la Cámara de los Diputados ha escrito al presidente del hemiciclo, Gianfranco Fini, para que establezca la fecha para la votación.