Un total de 34 personas han comparecido este sábado ante un juez de instrucción por su presunta implicación en los disturbios registrados en El Aaiún tras el desalojo del campamento de protesta saharaui, según ha informado la agencia de noticias oficial marroquí, MAP, citando un comunicado oficial de la Fiscalía General del Rey.

En concreto, se les acusa de los delitos de constitución de banda armada con el fin de cometer crímenes contra las personas y los bienes, incendio voluntario de establecimientos públicos y privados y de medios de transporte y obstrucción de la circulación en la vía pública.

Además, se les imputa destrucción voluntaria con explosivos de establecimientos públicos y edificios, desobediencia, ultraje y violencia con premeditación contra agentes de la fuerza pública en el ejercicio de sus funciones, con consecuencia de lesiones, además de la acusación de ataque a la seguridad interior contra tres de los acusados.

Tras su audiencia, el juez de instrucción decretó el ingreso de todos los sospechosos en la prisión de El Aaiún. La Fiscalía ha informado de que 33 de los procesados tenían antecedentes judiciales.