La guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) aplaudieron la elección como presidenta de Brasil de Dilma Rousseff, pues confían en que jugará un "papel determinante" para la "paz regional" por ser "una mujer ligada siempre, a la lucha por la justicia".

El Gobierno de Lula ha servido de facilitador en varias liberaciones unilaterales de policías y militares que permanecieron años en poder de las FARC. Rousseff ha expresado su intención de servir de mediadora en una eventual negociación entre esa guerrilla de izquierdas y las autoridades colombianas.

En un comunicado firmado por el Secretariado del Estado Mayor Central, las FARC destacan la "pública convicción" que ha manifestado Rousseff sobre la "necesidad de una salida política al conflicto interno de Colombia", lo cual "ha centiplicado" la "esperanza" de esta guerrilla "en la posibilidad de alcanzar la paz por la vía del diálogo y la justicia social".

"Estamos seguros que la nueva presidencia del Brasil jugará papel determinante en la aclimatación de la paz regional y en la hermandad de los pueblos del continente", señala el texto con fecha 1 de noviembre, divulgado este viernes por la agencia ANNCOL.

Rousseff, a quien las FARC llaman "compatriota", ganó el pasado 31 de octubre los comicios generales con un 56 por ciento de los votos. El próximo 1 de enero recibirá el poder de manos de su aliado y actual mandatario, Luiz Inácio Lula da Silva, y se convertirá en la primera mujer en asumir el poder en Brasil.