El Parlamento iraquí reeligió hoy al dirigente kurdo Yalal Talabani como presidente de Irak, en una sesión de la que estuvieron ausentes casi todos los representantes del grupo opositor Al Iraqiya.

Talabani recibió 195 votos de los 213 legisladores presentes. Una vez designado para el cargo, el nuevo jefe de Estado juró su cargo ante el Parlamento.

Nacido en 1933 en una aldea de Suleimaniya, una de las tres provincias del Kurdistán iraquí, Talabani se convirtió 6 de abril de 2005 en el primer jefe de Estado de Irak perteneciente a la minoría kurda suní, tras ser elegido por la Asamblea parlamentaria.

El renombrado presidente de Irak fue condenado a muerte en varias ocasiones por el difunto dictador Sadam Husein, que lo consideraba uno de sus principales enemigos.

Durante sus veinticuatro años en la presidencia, Sadam emitió numerosos indultos, que incluyeron a políticos y militares disidentes, pero excluía siempre a Talabani, a quien acusaba de traición.

De ideas progresistas y prooccidentales, su trayectoria activista en defensa de la causa kurda se remonta a 1946, cuando con tan sólo trece años fundó una asociación estudiantil secreta.