Un concejal británico ha sido detenido bajo la sospecha de haber pedido a través de la red social Twitter la lapidación de la periodista y escritora Yasmin Alibhai-Brown, comentarista habitual en los medios de comunicación del Reino Unido. La policía informó ayer de la detención de Gareth Compton, concejal del Partido Conservador por la localidad de Erdington (centro de Inglaterra), que fue arrestado, interrogado y puesto en libertad bajo fianza en la noche del miércoles.

Una portavoz de la policía de la región de West Midlands declaró que la detención se llevó a cabo en virtud de la Ley de Información de 2003, que pena la difusión de mensajes ofensivos e indecentes. Compton fue puesto en libertad bajo fianza pendiente del desarrollo de la investigación, añadió la portavoz. El concejal supuestamente escribió el comentario después de que Alibhai-Brown participara en un programa de radio de la BBC en el que se debatía sobre los derechos humanos en China, coincidiendo con la visita a ese país del primer ministro británico, David Cameron.

¿Puede alguien por favor lapidar a Yasmin Alibhai-Brown hasta la muerte? No se lo diré a Amnistía (Internacional). Sería una bendición, de verdad, indica el comentario atribuido al concejal. Posteriormente, Compton escribió en su página de Twitter que no había pedido la lapidación de nadie: lo que hice fue un intento mal concebido de responder con humor a Yasmin Alibhai-Brown. Me disculpo si alguien se sintió ofendido, fue algo totalmente sin intención.

El Partido Conservador decidió suspender de militancia a Compton hasta que concluya la investigación sobre el comentario. El lenguaje de este tipo no es aceptable y, por esta razón, la militancia de Gareth Compton del Partido Conservador ha sido suspendida indefinidamente, declaró un portavoz.