El ex almirante Emilio Eduardo Massera, de 85 años, considerado uno de los símbolos de la dictadura militar argentina (1976-1983) falleció ayer en el hospital naval de Buenos Aires de una hemorragia cerebral, según informes médicos.

Massera, integrante de la junta militar que gobernó el país entre 1976 y 1978 junto con Jorge Rafael Videla, cumplía arresto domiciliario desde 1998, un beneficio que la legislación argentina concede a los procesados mayores de 70 años.

Conocido como ´el Negro´, Massera fue condenado a cadena perpetua en el juicio contra las Juntas Militares de 1985 por tres homicidios agravados, torturas, privación de libertad, amenazas y robo.

Sin embargo, en 1990 salió de la cárcel por el indulto aprobado por el entonces presidente, Carlos Menem, y en 1998 fue imputado en las causas abiertas por el ´Plan Cóndor´ y el robo de bebés nacidos en cautiverio de madres desaparecidas, únicos delitos excluidos de las leyes de perdón. Según organizaciones humanitarias, unas 30.000 personas desaparecieron durante la última dictadura.