La ministra española de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, ha mantenido un encuentro con el presidente boliviano, Evo Morales, en la clínica de la ciudad de Cochabamba, en el centro del país, donde el mandatario fue operado de la rodilla izquierda el pasado sábado.

Jiménez tenía previsto reunirse en Morales en La Paz, donde hoy ha comenzado una visita oficial de dos días, pero finalmente la entrevista ha sido en la clínica de Cochabamba porque el presidente sigue convaleciente, han informado fuentes diplomáticas españolas.

Morales fue sometido a una cirugía artroscópica de la rodilla izquierda el sábado por la noche, lo que le obligará a guardar reposo durante unas tres semanas.

El gobernante boliviano, de 51 años, arrastraba molestias en su rodilla desde hacía tiempo a causa de su intensa actividad diaria y deportiva, puesto que juega al fútbol de forma regular.

Jiménez se desplazó en avión a Cochabamba después del almuerzo de trabajo que va a mantener con el canciller boliviano, David Choquehuanca, en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Antes del encuentro, la ministra acudió a un desayuno con varios empresarios españoles, quienes le han expuesto la situación de sus negocios y la incertidumbre que hay en algunos sectores ante los planes de nacionalizaciones puestos en marcha por Morales desde que llegó al poder en 2006.

Jiménez completará su estancia en Bolivia visitando algunos de los proyectos de la cooperación española y desde La Paz, viajará a Ecuador.