Nuevo Azerbaiyán, el partido del presidente Ilham Alíev, arrasó en las elecciones legislativas de ayer, domingo, según los resultados de una encuesta a pie de urna, que deja fuera del Parlamento a los dirigentes de la oposición radical.

Según el sondeo, la formación del presidente así como los partidos afines e independientes próximos al Gobierno se hicieron con más de 100 de los 125 escaños de la Asamblea Nacional de Azerbaiyán.

Las demás actas de diputados irían a partidos de la "oposición constructiva", que según los opositores radicales, no son más que filiales del partido en el poder.

Los resultados de la encuesta, que fue realizada por la organización no gubernamental Els, coincidieron con los resultados de una "votación electrónica" realizada por la asociación Parlamento-2010, en la que participaron 25.000 electores en las 125 circunscripciones.

Los primeros resultados de las elecciones, que transcurrieron en un clima de calma, se conocerán hoy.

Plazo de tres días

La ley establece que las comisiones electorales de las circunscripciones tienen un plazo de tres días para entregar el escrutinio a la Comisión Electoral Central (CEC), que a su vez dispone de veinte días para verificarlo y presentarlo al Tribunal Constitucional para su confirmación.

Según la CEC, la participación en los comicios fue del 50,14 por ciento del censo electoral, cifrado en casi cinco millones de ciudadanos, lo que representa un incremento de 4,05 puntos porcentuales respecto de las legislativas de hace cinco años.

Estos datos tienen solo valor estadístico, pues la ley electoral de Azerbaiyán señala que los comicios son válidos independientemente del número de electores que participen en ellos.