Al menos 12 personas han muerto y otras 30 resultado heridas después de que un coche bomba explotase en la ciudad iraquí de Basora, en el sur del país, según informó una fuente del Ejército local.

La explosión tuvo lugar cerca de una transitada calle del distrito de Qibla --suroeste de la ciudad--, donde se encuentran restaurantes, cafeterías y tiendas.

Por otra parte, al menos siete personas --incluidos cuatro iraníes-- fallecieron y 34 resultaron heridas a primera hora del día por el estallido de un coche bomba al paso de un grupo de peregrinos iraníes por la ciudad sagrada chií de Kerbala.

Horas después, al menos tres personas murieron y otras diez resultaron heridas tras la explosión de otro coche bomba junto a varios autobuses que transportaban a peregrinos iraníes en la otra ciudad sagrada chií, la de Nayaf, en el centro de Irak, según informaron fuentes médicas oficiales.