El tren con 123 toneladas de residuos nucleares que ha atravesado Alemania este fin de semana con la protesta de de los ecologistas llegó hoy a la estación terminal de e Dannenberg, informó la policía.

Los once contenedores Castor con 123 toneladas de residuos nucleares deberán ahora ser transbordados a camiones especiales pesados para realizar por carretera los últimos 20 kilómetros de viaje hasta el depósito de basura atómica de Gorleben.

Cerca de 3.000 manifestantes pacíficos consiguieron la pasada noche detener el convoy al realizar una sentada sobre la vía y obligar a la policía a retirarlos uno por uno en volandas, con casos aislados de resistencia a la autoridad.