Un conglomerado de grupos terroristas liderado por Al Qaeda en Irak ha amenazado con matar a los cristianos allá donde estén, 48 horas después de haber exigido a la Iglesia copta información sobre el paradero de varias supuestas musulmanas conversas.

El grupo radical islámico Estado Islámico de Irak subraya que "se ha acabado el plazo dado a la Iglesia cristiana en el Egipto musulmán para que aclare la situación de nuestras hermanas retenidas y para que las ponga en libertad".

"Por eso, el Ministerio de la Guerra del Estado Islámico de Irak anuncia que todos los centros, organizaciones y organismos cristianos, con sus dirigentes y seguidores, son objetivos legítimos para los muyahidin allá donde puedan ser alcanzados".

En la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre, al menos 58 personas, la mayoría mujeres y niños, murieron en la iglesia de Sayida An Nayá (Nuestra Señora del Socorro en árabe) en Bagdad en un ataque armado y la posterior operación para liberar a los rehenes retenidos en el interior del templo por cinco terroristas.

Por otra parte, la Policía iraquí cerró dos oficinas del canal de televisión iraquí independiente Al Bagdadiya por haber recibido una llamada de teléfono de uno de los terroristas que atacó el domingo el templo.

"La razón anunciada del cierre de la oficina es que hemos recibido informaciones directas de un hombre armado que había retenido a fieles en una iglesia", dijo un directivo del canal para quien la razón verdadera del cierre es que el canal suele criticar a responsables iraquíes en el Gobierno.