El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, admitió hoy que los resultados de los comicios legislativos del martes suponen "una paliza".

Obama hizo esta declaración al concluir una rueda de prensa tras conocerse la amplia victoria en las elecciones del Partido Republicano, hasta ahora en la oposición y que se hace con el control de la Cámara de Representantes y avanza seis escaños en el Senado.

El presidente estadounidense admitió que su puesto representa "un peligro inherente" de verse "atrapado en una burbuja" y aseguró que durante su segunda mitad de mandato hará todo lo posible por acercarse más a la ciudadanía.

"Es difícil no parecer distante" cuando se vive dentro de la Casa Blanca y de la burbuja del poder, subrayó el presidente estadounidense, quien matizó que otros mandatarios, como Ronald Reagan o Bill Clinton, que eran grandes comunicadores, también sufrieron en un momento dado las mismas acusaciones.

Acerca del resultado electoral, que ha dado a los republicanos una ventaja superior a los sesenta escaños en la Cámara de Representantes y ha recortado en seis asientos la mayoría demócrata en el Senado, Obama reconoció que se ha tratado de "una paliza" y consideró que representa un toque de atención.

Previamente, el presidente había afirmado que el resultado de estas elecciones demuestra que "la gente está profundamente frustrada" con el ritmo de la economía y aseguró: "Como presidente, acepto la responsabilidad".

Obama indicó su disposición a colaborar con los republicanos e indicó que lo que los estadounidenses esperan de su gestión que esté centrada "en los problemas por resolver, en la economía".

Como presidente, "mi principal tarea es conseguir una economía fuerte y por ello tengo que aceptar la responsabilidad de que no hemos logrado los progresos que deberíamos", indicó.

Obama telefoneó la pasada noche a los líderes republicanos en el Congreso, John Boehner y Mitch McConnell, a los que expresó su disposición a colaborar para "encontrar terreno común, hacer avanzar este país y conseguir cosas en favor del pueblo estadounidense".

Hoy, Obama apuntó entre las posibles áreas de colaboración con los republicanos en el Congreso la energía, el cambio climático y la educación.