Son Sant Joan fue el primer aeropuerto español que recibió la visita del avión de pasajeros más grande del mundo. Fue el pasado mes de octubre cuando el A380 tomó tierra en la isla en un vuelo procedente de Fráncfort que transportó a 526 personas. El precio del trayecto osciló entre los 99 euros de la clase turista hasta los 999 de primera. El aparato tiene un peso de 400 toneladas, 73 metros de largo por 80 de envergadura. El ´superjumbo´ que aterrizó en Palma pertenece a Lufthansa.