Un avión Airbus A380 de la aerolínea australiana Qantas aterrizó ayer de emergencia en el aeropuerto de Singapur tras sufrir problemas técnicos mientras sobrevolaba Indonesia, informaron fuentes de la compañía.

"Un avión Qantas A380 desde Singapur a Sidney sufrió problemas en un motor poco después de despegar y regresó a Singapur", indicó en un comunicado la oficina de Qantas en Singapur.

El A380 se presentó en enero de 2005 y entre los 5.000 invitados al acto estaban presentes Chirac, Schröder, Blair y Zapatero en representación de los cuatro países socios de la empresa Airbus y co-financiadores del proyecto. El ´superjumbo´ o A3XX -como era denominado durante gran parte de su etapa de desarrollo- se ha convertido en la joya de la aeronáutica europea.

Testigos indonesios explicaron a la televisión TVOne que escucharon una explosión y luego descubrieron restos del avión, al parecer del motor siniestrado. "Hemos sido informados desde Singapur que un avión de Qantas soltó combustible sobrevolando el área y volvió a Singapur", indicó Tatang Kurnia, jefe del Consejo de Seguridad de Transporte de Indonesia.

El fabricante aeronáutico europeo Airbus reconoció que el incidente es el mayor de uno de estos aviones gigantes desde su entrada en servicio en 2007. "No había habido una incidencia como ésta", señaló un portavoz de Airbus, que dijo no poder avanzar las causas porque "se están investigando".

El portavoz, que no quiso calificar la gravedad del suceso, puso el acento en que "el avión hizo un aterrizaje seguro", y tampoco quiso comentar la decisión de Qantas de inmovilizar toda su flota de seis unidades del A380.

Airbus señaló en un comunicado que todo estuvo causado por un fallo del motor durante el vuelo entre Singapur y Sidney, y añadió que los primeros informes apuntan a que el problema se produjo tras el despegue. Hasta allí ya se han desplazado cinco investigadores para confirmar las primeras hipótesis.

El portavoz comentó que al tratarse de una cuestión del motor, el primero en tener que intervenir es el fabricante de ese componente, es decir, el británico Rolls Royce.

El A380, capaz de transportar 550 pasajeros en su versión estándar, está equipado con cuatro motores que sirven para su impulsión en los largos recorridos para los que ha sido concebido.

El avión de Qantas que tuvo que realizar el aterrizaje de emergencia fue el décimocuarto A380 que salió de las cadenas de montaje, había sido entregado a la compañía australiana el 19 de septiembre de 2008 y acumulaba 8.165 horas de vuelo en 831 ciclos.

38 superjumbos fabricados para cinco compañías

Airbus ha entregado 38 de estos aviones gigantes (a las compañías Qantas, Emirates, Singapore Airlines, Air France y Lufthansa) que hasta finales de septiembre habían transportado a siete millones de pasajeros. Air France indicó que no tiene intención de suspender sus operaciones con sus cuatro A380, que además no están equipados con motores de Rolls Royce.

Singapore Airlines suspende sus vuelos del A380

La aerolínea Singapore Airlines suspendió sus vuelos a bordo de su flota de aviones ´superjumbo´ A380 tras el incidente registrado en la aeronave de la australiana Qantas que obligó a un aterrizaje de emergencia. La compañía informó de que tiene que hacer revisiones de los aparatos por recomendación del fabricante de los motores, Rolls Royce, y de la propia Airbus.

China acuerda la compra de un centenar de aviones

China acordará la compra de más de 100 aviones Airbus durante la visita a Francia del jefe de Estado y de partido Hu Jintao, que firmará "históricos" acuerdos de negocios, informó ayer el periódico ´China Daily´. Además de los aviones se cerrarán proyectos para construir centrales nucleares, señaló el medio en su web, en la que citó fuentes diplomáticas.

Los mercados castigan a EADS, matriz de Airbus

Los títulos de EADS cerraron la jornada con caídas cercanas al 4% en las Bolsas de Madrid, París y Frankurt en las que cotiza el consorcio aeronáutico, matriz de Airbus, castigado por los mercados a raíz del primer incidente grave de un A380 de la compañía Qantas, que tuvo que aterrizar de emergencia en Sinpapur por un fallo en vuelo de uno de sus motores.