La Comisión Europea y la presidencia belga de turno de la Unión Europea han convocado a un grupo de expertos en seguridad aérea para analizar mañana las amenazas terroristas en Reino Unido y Grecia. Aunque no está previsto que se apruebe la modificación de la normativa europea en materia de seguridad aérea, no se descarta que la presidencia belga proponga alguna iniciativa al respecto en el consejo del 8 y 9 de octubre.

Ante la sospecha de que existiera algún paquete bomba que pudiera dirigirse al Ejecutivo comunitario, todos los funcionarios de la Comisión Europea han recibido órdenes de no abrir directamente ningún paquete y derivarlo al servicio central de correos en Bruselas.