El ex general estadounidense y ex comandante de la Organización del Tratado del Altántico Norte (OTAN) John Sheehan desató la indignación en Holanda al afirmar que la masacre de Srebrenica no fue impedida por la presencia de homosexuales en las tropas de paz holandesas de la ONU.

Las acusaciones de ese tipo son "una completa tontería", respondió un portavoz del ministerio de Defensa holandés en La Haya. El embajador holandés en Washington rechazó las declaraciones en nombre de su gobierno.

Sheehan dijo en una comparecencia del Senado en Estados Unidos, que la moral de combate de las tropas holandesas era demasiado baja para defender Srebrenica, debido a la presencia de homosexuales. El general jubilado en 1997 compareció para responder preguntas sobre la posible autorización de homosexuales en las fuerzas de combate estadounidense.

El enclave musulmán de Srebrenica era vigilado en 1995 por cascos azules holandeses -con una presencia reducida y sin mandato del Consejo de Seguridad de la ONU-, que se retiraron tras las amenazas de ataque. A continuación, las fuerzas serbobosnias conquistaron la ciudad y mataron a unos 8.000 hombres y jóvenes musulmanes, algo tildado por la ONU como genodicio.

Sheehan dijo ante las cámaras en la comparecencia en el Senado, que el entonces jefe del Estado Mayor holandés Henk van den Breemen le dijo que los homosexuales en su Ejército fueron "parte del problema" en Srebrenica.

"La masacre de Srebrenica y el papel de los solados de la ONU está siendo investigada por Holanda, organizaciones internacionales y la ONU de forma intensiva", dijo el portavoz del Ministerio de Defensa holandés, Roger van de Wetering.