27 de noviembre de 2009
27.11.2009

La Iglesia de Irlanda ocultó abusos sexuales en connivencia con el Estado

El ministro Justicia, Dermot Ahern, promete que los sacerdotes pederastas serán juzgados

27.11.2009 | 01:37
La Iglesia Católica irlandesa gozó de inmunidad durante décadas para ocultar los abusos sexuales contra menores cometidos por sacerdotes de la Archidiócesis de Dublín, reveló ayer un informe elaborado por una Comisión presidida por la juez Yvonne Murphy.
La connivencia entre la jerarquía eclesiástica y las autoridades del Estado, entre ellas la propia policía y la Fiscalía, sirvió, dice el texto, para encubrir los esfuerzos de cuatro obispos dublineses por mantener el "prestigio de la iglesia, proteger a los pederastas y los bienes de la Iglesia, y evitar escándalos".
Esas son algunas de las conclusiones de un documento presentado públicamente por el ministro irlandés de Justicia, Dermot Ahern, que prometió que los sacerdotes pederastas serán juzgados y pidió perdón a las víctimas de los abusos sexuales.
El ministro fue tajante: "Las personas que cometieron estos deleznables crímenes, sin importar cuándo ocurrieron, serán perseguidas".
El texto, de 700 páginas, ha visto la luz con una serie de cortes para no prejuzgar presentes o futuros casos penales, al tiempo que se ha eliminado toda referencia a aquellos sacerdotes que se enfrentan a procesos penales ante el temor de que pudiera afectarlos, por lo que se utilizan seudónimos para proteger la identidad de otros.

Acusaciones de 320 niños

El estudio investigó una "muestra representativa" de acusaciones de 320 niños contra 46 curas, once de los cuales ya han sido juzgados. Hay listas con cientos de ataques de religiosos pedófilos contra niños indefensos. Un clérigo admitió que abusó de más de cien niños y otro confesó que cometió ataques sexuales cada 15 días durante más de 25 años.
El informe, fruto de tres años de investigaciones, asegura que la política y tácticas ocultistas de la Iglesia se pueden resumir bajo la frase de tintes mafiosos "no preguntes, no hables".
"La Comisión no tiene duda alguna de que el abuso sexual clerical fue encubierto por la Archidiócesis de Dublín y otras autoridades de la Iglesia. Las estructuras y reglas de la Iglesia Católica facilitaron ese encubrimiento", explica el texto.
"Las autoridades del Estado -prosigue- facilitaron el encubrimiento al no cumplir con sus obligaciones y asegurar que la ley se aplicase a todos por igual, lo que permitió a las instituciones de la Iglesia mantenerse fuera del alcance del proceso legislativo normal".
Por su parte una de las congregaciones católicas que dirige muchos de los internados en los que se cometieron abusos, prometió tras conocer el dossier de mayo indemnizaciones económicas por valor de 161 millones de euros. Mientras tanto, los fieles católicos se mostraron consternados. "El dinero no compensará a las víctimas", dijo uno de los feligreses, que se preguntaba: "¿Cómo se compensa a alguien que ha sido violado?".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine