24 de noviembre de 2009
24.11.2009

China condena a 3 años a un activista que ayudó a las víctimas de Sichuan

23.11.2009 | 22:50
Un tribunal chino condenó ayer a tres años de prisión a Huang Qi, un activista que ayudó a los padres que perdieron a sus hijos en el terremoto por el desplome masivo de escuelas en Sichuan, en mayo de 2008, que causó más de 87.000 muertos y desaparecidos.
El Tribunal del Distrito de Wuhou, en la ciudad suroccidental de Chengdu, le halló culpable de "poseer ilegalmente secretos de Estado", según un comunicado difundido por Amnistía Internacional (AI).
Las acusaciones relativas a "secretos de Estado" son una imputación frecuente contra quienes denuncian casos de corrupción, defienden los derechos humanos o se oponen a las políticas del Partido Comunista de China y permiten a las autoridades negar la asistencia legal al acusado.
El encausado fue arrestado por las autoridades hace más de un año después de participar de forma activa en las labores de rescate y de ayudar a los padres que pedían justicia después de que sus hijos murieran en el desplome de miles de escuelas, aparentemente por la mala calidad de los materiales de construcción en conexión con la corrupción local.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine