12 de julio de 2008
12.07.2008

El nuevo Gobierno libanés se marca como reto reformar la ley electoral

12.07.2008 | 02:00
El nuevo Gobierno de unidad nacional, formado ayer en el Líbano tras mes y medio de disputas entre mayoría y oposición, tendrá como principales retos recuperar la confianza de los libaneses en sus instituciones y reformar la ley electoral.
El secretario general del Consejo de Ministros del Líbano, Suheil Buyi, anunció la formación del Gobierno, que está integrado por 16 miembros de la mayoría anti-siria, 11 de la oposición encabezada por el grupo chií Hizbulá, y tres nombrados por el presidente libanés, Michel Sleiman.
Esta repartición está estipulada en el acuerdo de Doha, alcanzado el 21 de mayo por los líderes libaneses para poner fin a una crisis que había culminado en los combates entre la mayoría y la oposición, que se cobraron 65 vidas.
En ese pacto, Hizbulá obtuvo una importante victoria, plasmada en la composición de este gabinete: la oposición tiene derecho de veto al contar con más de un tercio de los ministros (11 de 30).
El nuevo Ejecutivo, reflejo del complejo mapa político y social del Líbano, deberá hacer frente a sus propias contradicciones y al mismo tiempo tendrá la misión de sacar al país del borde del precipicio.
"El gobierno de unidad nacional es el gobierno de todos los libaneses", declaró Siniora en una rueda de prensa momentos después de la formación de su gobierno, que ha venido precedido de dolorosas concesiones.
Pese a tantos quebraderos de cabeza, el Ejecutivo tiene una fecha de caducidad realmente próxima, ya que las próximas elecciones generales deberían celebrarse el año que viene.
Por eso, una de las prioridades será modificar la ley electoral para adecuarla a lo pactado en Doha.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine