El Tribunal Penal Internacional para los crímenes de guerra cometidos en la ex Yugoslavia (TPIY) permitió que Markac esperara el comienzo del juicio en Croacia, a condición de que el Gobierno croata velara por que el acusado no saliera de su residencia, de lo que era directamente responsable el ministro Kirin.

Violando ambos claramente los términos de la libertad provisional del TPIY, Kirin y Markac se fueron a una caza de jabalíes, unos 100 kilómetros al noroeste de Zagreb y se fotografiaron allí, dejando además que las fotos fueran publicadas.

Tal actuación ha causado consternación en Croacia, ya que el Gobierno croata ha perdido su credibilidad ante el TPIY y es poco probable que éste último acepte en lo sucesivo sus garantías para poner en libertad a otros acusados croatas.

Además, el que Kirin, Markac y otros se fotografiaran victoriosamente ante un montón de cadáveres sangrientos de jabalíes ha consternado a organizaciones y defensores de los animales.

Markac fue detenido hoy en base a una orden de captura emitida por el TPIY después del escándalo, donde se insta a su urgente detención y traslado a La Haya al haber violado las condiciones de libertad temporal.

El general Markac, de 52 años, consiguió la libertad provisional en 2004, a la espera de ser juzgado por crímenes de lesa humanidad contra civiles serbios durante la guerra serbio-croata de 1991-1995 y será juzgado junto con los generales Ante Gotovina e Ivan Cermak.

Asimismo, Kirin ya protagonizó en el pasado otros varios escándalos, pero de menor trascendencia, aunque en los medios periodísticos se le calificaba de "tonto".

El Gobierno del primer ministro conservador Ivo Sanader, del que Kirin formaba parte en los últimos cuatro años, está al fin de su mandato.

Después de las elecciones parlamentarias del 25 de noviembre en que los conservadores ganaron una relativa mayoría, Sanader está tratando de formar un nuevo Gobierno de coalición