El representante especial de Naciones Unidas para Somalia, Ahmedu Ould Abdalá, pidió la "liberación sin condiciones" de las dos cooperantes -una médico española y una enfermera argentina- de la organización Médicos Sin Fronteras (MSF) secuestradas ayer en el norte de Somalia.

En este sentido, Ould Abdalá quiso hacer hincapié en que el rapto de trabajadores humanitarios "no contribuye a la causa de la paz" en Somalia, ni a la "cultura tradicional de hospitalidad" del país africano, informó el centro de noticias de Naciones Unidas.

Las dos cooperantes fueron secuestradas en las primeras horas de ayer por seis hombres armados en las proximidades del edificio de MSF en la región semiautónoma de Puntland.

La Policía somalí logró localizar a los secuestradores en una zona montañosa y tras haberlos rodeado se iniciaron negociaciones, que posteriormente fueron aplazadas, para conseguir la puesta en libertad de las cooperantes.