Según la cadena de televisión NTV, Muhamed Yildirim, el alcalde de la zona de Bala, dijo 35 casas habían resultado dañadas, pero no habían quedado destruidas.

Las televisiones turcas informaron de que el seísmo se registró a las 11.48 horas (09.48 GMT) y pudo ser sentido en la capital turca y en las provincias vecinas a Ankara.

El Centro de Observación de Terremotos de la Universidad del Bósforo (Estambul) registró esta mañana hasta cuatro seísmos en Ankara de entre 3 y 4 grados de magnitud en la escala de Richter previos al movimiento más fuerte de 5,7 grados.

La zona donde ocurrió el terremoto está situada entre tres fallas y es propicia a que produzcan movimientos sísmicos.

El prefecto de Bala, Kamuran Mustafa Balli, declaró a la cadena NTV que los vecinos de Bala están habituados a ligeros temblores por lo que no se vivieron escenas de pánico, y la gente continuó celebrando el "Kurban Bayrami" (Fiesta del Sacrificio), importante festividad musulmana cuyo día principal es hoy.