El primer ministro francés, François Fillon, afirmó ayer que su Gobierno está dispuesto a acoger a guerrilleros de las FARC detenidos en Colombia, si Bogotá acepta liberarlos a cambio de la puesta en libertad de rehenes de la guerrilla.

Francia "está disponible junto a otros países europeos y latinoamericanos" para acoger a los guerrilleros que serían liberados por el Gobierno colombiano, declaró Fillon en una entrevista con la emisora Europe 1.

Así se lo ha comunicado París al presidente colombiano, Álvaro Uribe, en respuesta a su petición en este sentido, explicó Fillon.

El Gobierno francés es partidario de un acuerdo humanitario que permita obtener la liberación de 45 secuestrados a cambio de medio millar de rebeldes presos.

Fillon se mostró optimista ante el anuncio de las FARC de liberar a tres rehenes en su poder al calificarlo de "más que una ligera esperanza", al tiempo que aplaudió la mediación del presidente venezolano, Hugo Chávez.

El comunicado de las FARC "es más que una ligera esperanza", habida cuenta de que "hace casi seis años que no se había sabido nada, ni siquiera si (la franco-colombiana) Ingrid Betancourt estaba viva", declaró Fillon.

La guerrilla colombiana anunció el martes que liberaría a la rehén Clara Rojas, compañera de fórmula de la ex candidata presidencial Betancourt, a su hijo nacido en cautiverio, y a la ex legisladora Consuelo González de Perdomo.

Aunque Fillon abogó por la prudencia ante esta noticia, afirmó que "se siente que estamos en un proceso" impulsado por la "mediación de Chávez, que permitió obtener las pruebas de vida", divulgadas hace unas semanas, de varios rehenes, entre ellos Betancourt.