La Corte Suprema de Justicia de Colombia condenó ayer a seis años de prisión al congresista Erick Morris Taboada, en la que supone la primera sentencia de los 18 legisladores presos por sus presuntos nexos con grupos paramilitares, informó el tribunal.

La sentencia fue anunciada por el presidente de la sala penal del Supremo, Alfredo Gómez Quintero, quien precisó que el político fue hallado responsable de "concierto para delinquir agravado".

El tribunal precisó que la pena no podrá cumplirse en forma de arresto domiciliario.

Morris Taboada, miembro de la Cámara de Representantes por el departamento caribeño de Sucre, fue uno de los primeros legisladores detenidos a finales de 2006 en el llamado escándalo de la ´parapolítica´, desatado por vínculos entre políticos y paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Esta organización, acusada de múltiples crímenes de lesa humanidad, celebró conversaciones de paz con el gobierno ente 2003 y 2006 y, en virtud del proceso, se desmovilizaron más de 31.000 combatientes.

Aunque varios de los congresistas detenidos en los últimos trece meses renunciaron a su fuero para ser procesados por la justicia común, Morris quiso mantener su condición de congresista, por lo que su caso fue resuelto por la Corte Suprema.

La mayoría de la treintena de políticos y ex funcionarios detenidos por el escándalo de la ´parapolítica´ participaron en reuniones con líderes de las AUC y firmaron con ellos en 2001 un documento de gobernabilidad en regiones colombianas.

Por otra parte, el alcalde electo de Bogotá, Samuel Moreno Rojas, expresó su convencimiento de que el acuerdo humanitario para la liberación de los secuestrados es posible y debe dar paso a un acuerdo de paz entre el Gobierno y la guerrilla.