El ex jefe del Gobierno español Felipe González dijo ayer en Medellín que espera que el ´grupo de sabios´ sobre el futuro de la UE, que presidirá por decisión de los líderes comunitarios, no sea un comité para aplazar las soluciones a los problemas.

El político socialista precisó que su esperanza es que dicho órgano no sea "un compromiso de esos tan a la moda de crear una comisión cuando no se sabe cómo resolver un problema, para aplazar la solución".

Además, González afirmó que le inquieta mucho que la llamen de sabios, "porque sé que no se refieren a mí, sino al resto de la comisión, que todavía no conocemos".

Aludió a su designación como presidente del grupo, anunciada el pasado día 14 en Bruselas, en una conferencia que impartió en la segunda y última jornada de la XIV Reunión del Círculo de Montevideo, creado en 1996 por el ex gobernante uruguayo Julio María Sanguinetti.