Un grupo de jóvenes estudiantes de la facultad central de Argel, se preguntaba si a partir de ahora los ciudadanos debían encerrarse en sus casas el día 11 de cada mes, una fecha que se ha convertido en sinónimo de atentados y muerte.

"Hemos tenido el 11 de septiembre en Nueva York, el 11 de marzo en Madrid, y en Argel el 11 de abril y ahora el 11 de diciembre", declaró uno de los estudiantes.