Los gobernadores opositores de cinco de los nueve departamentos de Bolivia rechazaron ayer el proyecto de Constitución impulsado por el presidente Evo Morales y aprobado el domingo, y confirmaron que en cuatro de ellos aplicarán las autonomías regionales al margen de esa norma.

En Cochabamba, los prefectos de esa región y de Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando afirmaron que no reconocen "vigencia legal alguna" a ese proyecto, porque es resultado "de vulnerar la ley y carece de toda legitimidad".

Los prefectos se reunieron "de emergencia" en la madrugada para evitar posibles hostigamientos de sectores sociales leales al Gobierno, dijo el portavoz de la gobernación cochabambina, Erick Fajardo.

Al encuentro asistieron los gobernadores de Cochabamba, Manfred Reyes Villa; Santa Cruz, Rubén Costas; Tarija, Mario Cossío; Beni, Ernesto Suárez, y Pando, Leopoldo Fernández.