Los líderes albanokosovares ratificaron ayer su voluntad de coordinar una eventual proclamación unilateral de la independencia de Kosovo con Estados Unidos y la Unión Europea (UE) para asegurarse el reconocimiento internacional. Tras una reunión de los máximos líderes del Gobierno y de la oposición, el portavoz albanokosovar Skender Hyseni anunció que en los próximos días se iniciarán consultas internacionales sobre los próximos pasos hacia la proclamación de la independencia.

EEUU, Inglaterra, Francia y Alemania, que apoyan la independencia de Kosovo, han pedido a los líderes kosovares que coordinen sus posturas para que la transición sea pacífica y no se desestabilice la región. Los albaneses afirman que, tras ocho años de espera, su paciencia para tener un Estado propio se ha agotado y presionan al Gobierno autonómico para que declare cuanto antes la independencia de Serbia. Con este objetivo, y bajo el lema "Todos por la independencia", se celebró ayer una marcha pacífica de cientos de ciudadanos en Pristina, convocada por algunas organizaciones estudiantiles. "Nosotros hemos cumplido con nuestro deber, hemos esperado ocho años, ahora le toca a Europa devolvernos el favor", dijo Agim, uno de los cientos de manifestantes.