Los venezolanos residentes en España acudieron ayer "expectantes" a votar en el referendo convocado por el presidente de su país, Hugo Chávez, sobre la modificación de la Constitución, en una jornada que transcurrió con tranquilidad, pero con las quejas de algunos votantes. A las 18.00 cerraron sus puertas los cinco consulados que Venezuela tiene en España, en las ciudades de Madrid, Tenerife, Barcelona, Vigo y Bilbao, sin que se haya producido ninguna incidencia. Fuentes diplomáticas adelantaron que, de los 3.130 venezolanos acreditados para votar en Tenerife, acudieron a las urnas 1.165 (el 37,7%), mientras que en Barcelona, de los 1.822 lo hicieron 840 (el 45%).

A falta de concretarse los datos referentes a los otros tres consulados, las citadas fuentes indicaron que la participación global estuvo en torno al 40 por ciento.