Milicianos de Al Fatah y de Hamas han cometido crímenes de guerra, entre ellos la ejecución sumaria de detenidos, durante los enfrentamientos entre palestinos en Gaza, denunció ayer la organización Human Rights Watch (HRW). "En los combates entre palestinos en los tres últimos días, las fuerzas de Al Fatah y Hamas han practicado ejecuciones sumarias de detenidos, han asesinado a personas no implicadas en las hostilidades y se han enfrentado con armas cerca de los hospitales", asegura HRW.

Entre las atrocidades mencionadas por HRW figura el asesinato el domingo de Muhammad Swairki, de 28 años, cocinero de la guardia del presidente Abás, que fue ejecutado por miembros de Hamas que le arrojaron desde lo alto de un edificio de quince plantas con los pies y las manos atadas. Más tarde, fuerzas de Al Fatah capturaron a Muhammad al Rafati, seguidor de Hamas, que murió de la misma manera, lanzado al vacío desde una torre de viviendas. Además, explica HRW, "Al Fatah y Hamas se han involucrado en combates junto a dos hospitales", el de Shifa, en la ciudad de Gaza, atacado con morteros y granadas, y el de Beit Hanun.