El Comité Central de Al Fatah decidió anoche suspender su participación en el Gobierno de Unidad Nacional palestino junto a Hamas hasta que cesen las luchas internas en la franja de Gaza. Los enfrentamientos entre Al Fatah y Hamas en la Franja de Gaza se han endurecido significativamente y la decisión del partido del presidente de la ANP Mahmud Abás, supone un paso más en el conflicto.

El partido de Abás además ha amenazado a Hamas con romper definitivamente el Gobierno de unidad nacional si sigue la espiral de violencia.

Horas antes, Abás, acusó a Hamas en un comunicado de pretender tomar el control de la franja de Gaza por la fuerza.

"Todos las informaciones (en nuestro poder) indican que la tendencia de los dirigentes políticos y militares de Hamas están planificando un golpe contra las legítimas instituciones y suponen que podrán tomar el control en Gaza por la fuerza", reza un comunicado emitido por la presidencia palestina.

Haniya llama a la calma

El primer ministro palestino y líder de Hamas, Ismail Haniya, exhortó ayer a las facciones armadas a regresar a la calma y a la negociación para resolver sus disputas políticas.

En un comunicado remitido a periodistas en Gaza vía e-mail, el primer ministro y líder de los islamistas "llama a las partes implicadas en los enfrentamientos armados a poner fina a la actual lucha y regresar de inmediato a la mesa de negociaciones".