En una entrevista que publica mañana el diario "La Croix", Prodi considera que "la emancipación de Kosovo se ha convertido en ineluctable debido a todas las decisiones que hemos tomado los occidentales y también Rusia".

Por esa razón, la independencia de Kosovo bajo supervisión internacional, como propone el mediador de la ONU, el ex presidente finlandés Martti Ahtissari, le parece, al igual que al resto de socios de la UE y a EEUU, "la mejor solución posible en la situación actual".

Paralelamente, Prodi estima que "hay que reconocer que Serbia va a pagar un precio muy elevado por los errores de la historia pasada", y, por ello, es partidario de darle "la perspectiva de la adhesión a la Unión Europea".

"Hay que ayudar enseguida a Serbia con las políticas de solidaridad e inversiones, ya que para ese país la transición ha sido verdaderamente dolorosa, penosa, necesaria, pero terrible", según el jefe del Gobierno italiano y ex presidente de la Comisión Europea.

Con una política de mano tendida, "cooperativa y amistosa", será "mucho más fácil" obtener el arresto de los criminales de guerra serbios reclamados por el Tribunal Penal Internacional de La Haya, según Prodi.

Por ese motivo, se mostró "muy feliz" de que Bruselas haya decidido hoy retomar las negociaciones parara tratar de llegar a un acuerdo de asociación con Belgrado, como antesala de su eventual candidatura a formar parte de la UE.