"No queremos conjeturar y difundir rumores mientras no tengamos información confirmada", dijo Ali.

Varios heridos con quemaduras y ensangrentados fueron trasladados a hospitales por vehículos que pasaban por el lugar, donde sólo se ven escombros y papeles quemados junto al amplio cordón policial que rodea el lugar del suceso.

Algunos testigos aseguraron haber visto en el lugar de la explosión un cadáver, mutilado y ensangrentado, que había quedado tendido sobre la acera.

La deflagración se produjo en el restaurante City Gate, en la avenida Moi, una de las principales arterias de la ciudad y que en hora punta está llena de ciudadanos que van camino del trabajo o que esperan autobuses urbanos.

El restaurante está a unos 300 metros del hotel Hilton y del complejo "International House", que alberga a más de diez embajadas, entre ellas la española.

En la legación diplomática española señalaron a Efe que pese al incidente la jornada laboral ha comenzado con normalidad y que de momento no se ha producido evacuación alguna.

La zona ha sido acordonada y cerrada al tráfico por la policía.

Kenia ha sido escenario en dos ocasiones de atentados terroristas. El primero tuvo lugar el 7 de agosto de 1998, cuando un camión bomba explotó frente a la embajada estadounidense causando más de 200 muertos y 5.000 heridos.

En noviembre de 2002, una bomba en un hotel de la costa mato a 16 personas, mientras simultáneamente un misil disparado contra un avión israelí fallo su objetivo de derribar el aparato que despegaba del aeropuerto de Mombasa.