El ministro albanés de Exteriores, Lulzim Basha, consideró ayer la visita del presidente de EEUU, George W. Bush, que inicia hoy a Albania como un apoyo para las reformas democráticas y un agradecimiento por el apoyo albanés en la lucha contra el terrorismo internacional. "Consideramos esta visita como un apoyo para las diversas reformas emprendidas por el Gobierno albanés y de los resultados concretos en la lucha contra la corrupción y el crimen organizado", declaró Basha. Además, afirmó que la visita, la primera de un presidente de EEUU al país, señala el aprecio de Washington por la participación de Albania en la coalición global antiterrorista, y en particular por su contribución en el envío de tropas a Irak y Afganistán. Esta visita ´histórica´ a Albania, dijo Basha, se celebra en un momento en que el país está trabajando "seriamente" para recibir la invitación para ingresar en la OTAN en su próxima cumbre del 2008.