Un grupo armado dinamitó ayer una mezquita en un barrio del sur de Bagdad, aparentemente en venganza por un ataque suicida contra otra mezquita chiíta, ayer mismo, cerca de la ciudad norteña de Kirkuk, dijeron fuentes policiales. Los pistoleros entraron en la mezquita de Fattah Bacha, en el barrio de Bayaa, y colocaron varias cargas explosivas en el edificio, activándolas después.

A pesar de los intensos daños materiales, no hubo ninguna víctima entre los fieles, ya que esa mezquita ha "cambiado de manos". El miércoles pasó a control de las milicias chiítas, según denunció el Comité de Ulemas.