"Lo he visto muy recuperado, sobre todo muy satisfecho", dijo Evo Morales en declaraciones a la televisión cubana poco antes de abandonar la isla por la tarde.

De acuerdo con la fuente, el "fraternal y emotivo" encuentro duró casi tres horas y en él ambos líderes conversaron sobre la marcha de los programas médicos de colaboración conjunta, el proceso de integración de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), y temas de la actualidad internacional.

"Estoy muy contento de ver de nuevo al presidente comandante Fidel, siempre preocupado de la vida, por la Humanidad, conversamos de distintos temas, sobre energía, sobre el desarrollo económico de los países, sobre el tema de salud, sobre el tema de educación", dijo Morales.

"Estoy seguro de que vamos a seguir conversando, me dijo que vuelva en cualquier momento para seguir conversando, debatiendo algunos temas importantes", agregó.

Durante su breve estancia, Morales se reunió también con Raúl Castro, presidente provisional del país desde que el líder cubano delegará sus cargos el 31 de julio del año pasado, y con otros altos funcionarios del Gobierno cubano, entre ellos, el vicepresidente Carlos, y el ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Pérez Roque.

La televisión cubana no precisó la hora en que salió de la isla Evo Morales, quien había llegado alrededor de las 06.00 hora local (10.00 GMT) a La Habana.

En el aeropuerto internacional José Martí fue recibido por Lage, quien también acudió a despedirlo al término de la visita, a la que no tuvo acceso la prensa internacional.

El líder cubano apareció el martes en ropa deportiva y de buen ánimo en una entrevista en la que afirmó que se dedica a lo que debe hacer, en referencia a su proceso de recuperación; habló de algunos de los temas que han ocupado espacio en sus "reflexiones" periodísticas desde finales de marzo, y señaló que su enfermedad no es secreta.

El sábado por la noche la televisión mostró imágenes del encuentro que Castro mantuvo con una delegación encabezada por un alto dirigente del Partido Comunista de Vietnam.

Este año, Castro recibió en enero al presidente venezolano, Hugo Chávez; a una delegación del Partido Comunista de China, en abril; a la delegación vietnamita, la semana pasada, y a Evo Morales, además de mantener un encuentro, en marzo, con su amigo Gabriel García Márquez, premio Nobel de Literatura.

En los últimos meses, Morales anticipó en dos ocasiones el regreso a la escena pública de Fidel Castro, quien compareció por última vez en público el 26 de julio de 2006.

El 28 de abril, declaró estar "casi convencido de que el compañero Fidel se incorporará para seguir administrando y dirigiendo al pueblo cubano" a partir del 1 de mayo.

A mediados de marzo se aventuró a decir que el líder cubano reaparecería a finales de abril con motivo del tercer aniversario de la creación del ALBA, organización integrada por Cuba, Venezuela, Bolivia y Nicaragua, en una Cumbre que finalmente tuvo lugar en Caracas.

Morales había estado en La Habana a principios de diciembre del año pasado para participar en las celebraciones del 80 aniversario de Fidel Castro, realizadas en el día de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

En septiembre de 2006, y aprovechando su viaje a la Cumbre del Movimiento de los No Alineados, Morales se reunió con Fidel Castro.

Cuba apoya a Bolivia con diferentes proyectos en el marco del ALBA que incluyen la construcción de hospitales y la asistencia en educación, salud y formación deportiva.

Según fuentes oficiales cubanas, médicos de la isla atendieron a 2,8 millones de personas en 2006, y técnicos realizan tareas educativas con el objetivo de alfabetizar a 1,2 millones de bolivianos para septiembre de 2008.