Tres helicópteros policiales rodearon el globo y obligaron a sus ocupantes a descender y aterrizar en campo abierto, donde docenas de policías a pie detuvieron a los ecologistas y requisaron el aparato.

El globo, del que colgaban varias pancartas gigantes con el texto "G8 act now" (G8 actúa ahora) tachado por la palabra "failed" (fracasado), había salido esta mañana de la playa de Evershagen, al este de Heiligendamm.

Una portavoz de Greenpeace explicó que los helicópteros de la Policía se situaron de tal manera que el aire de sus rotores impulsó el globo hacia tierra.

El aparato fue interceptado por la policía a la altura de Lichtenhagen, a las afueras de Rostock, cuando estaba a una veintena de kilómetros del balneario donde se celebra la cumbre de los hombres mas poderosos del planeta.