El presidente ruso, Vladimir Putin, desea absoluta claridad durante la conversación que mantendrá con su colega norteamericano, George Bush, sobre el polémico escudo antimisiles que EEUU planea hacer extensivo a algunos países de Europa del Este.

"Hablaremos abierta y directamente y esperamos oír sus argumentos", comentó el asesor de Exteriores de Putin, Sergei Prichodko, con motivo del inicio de la cumbre del G8 en el balneario alemán de Heiligendamm.

Añadió que el sistema antimisiles que proyecta Washington "es un tema difícil y muy importante".

Los presidentes de Estados Unidos y Rusia tienen previsto mantener un encuentro bilateral al margen de la cumbre del G8 a primera hora de la tarde de hoy, tras el almuerzo de los mandatarios de para tratar principalmente sobre el polémico sistema de defensa y el despliegue de algunos de sus elementos en Polonia y la República Checa.