Cinco personas perdieron la vida y otras quince resultaron heridas en dos explosiones con coche bomba que se produjeron de forma casi simultánea en Ciudad Sadr, en el este de Bagdad.

La fuente explicó que el primer vehículo explotó en un mercado popular que estaba lleno de gente, mientras que el segundo lo hizo cerca de un restaurante en el área de Gamila.

Las explosiones provocaron asimismo abundantes daños materiales en los edificios colindantes.

Por otro lado, en la ciudad de Mosul, a 400 kilómetros al norte de Bagdad, cuatro policías murieron y otros seis resultaron heridos cuando un suicida empotró el camión que conducía contra la comisaría de Rabiya, situada en el este de la ciudad.

Como consecuencia del estallido, el edificio que albergaba la comisaría quedó totalmente destruido.

La fuente añadió que se trata de un primer recuento de víctimas y que el número de muertos y heridos podría aumentar en las próximas horas.