Costa Rica era hasta la fecha uno de los más importantes aliados diplomáticos de Taiwán, con el que mantenía relaciones diplomáticas desde hace más de 60 años.

"Costa Rica puso fin a casi seis décadas de distanciamiento entre ambos países. Hemos decidido normalizar nuestros vínculos con un país que ya no podemos ignorar", aseguró el mandatario, acompañado por el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Stagno, los vicepresidentes, Laura Chinchilla y Kevin Casas, y el ministro de la Presidencia, Rodrigo Arias.

El presidente explicó que Costa Rica y China firmaron el establecimiento de relaciones diplomáticas el pasado 1 de junio en Pekín, durante una visita del ministro Stagno y el ministro de Hacienda, Guillermo Zúñiga, que se realizó en secreto para los medios de comunicación.

Según Arias, la decisión no obedece a ideologías o geopolítica, sino que se trata de un "acto de realismo elemental" y "un despertar a un contexto global" de reconocer a China como una de las economías más fuertes e importantes del mundo.

"Con esta decisión nos sumamos a los 168 estados miembros de las Naciones Unidas que han reconocido el principio de una sola China y que han reconocido diplomáticamente a la República Popular China", explicó Arias.

El mandatario costarricense destacó la "sólida relación" de las últimas décadas con Taiwán, por lo que agradeció su "solidaridad y cooperación" y expresó que "queremos seguir manteniendo relaciones no oficiales".

El gobernante centroamericano manifestó su deseo de seguir abogando por una "solución pacífica de la situación en el estrecho de Taiwán" y confió en que "ambas partes puedan acordar una reunificación".

Sobre el futuro de las relaciones diplomáticas con China, Arias dijo que espera que los vínculos comerciales se fortalezcan para que Costa Rica alcance "prosperidad y desarrollo", con un mayor intercambio de bienes y posiblemente inversión de la nación asiática.

Por su parte, el canciller Stagno explicó que hoy mantuvo una reunión con el embajador taiwanés en Costa Rica, Wu Tzu-Dan, a quien le comunicó oficialmente la decisión, para que comiencen a realizar todos los trámites para cerrar la sede diplomática en San José.

Stagno indicó que en los próximos meses se producirá el intercambio de embajadores.

Es posible que Arias viaje a China en los próximos meses, pero esperará hasta después de octubre, mes en que se realizará un referéndum sobre el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos.

El gobierno costarricense se mostró interesado en suscribir un TLC con China, fomentar la inversión de empresas de ese país y buscar mecanismos de cooperación tanto económica como política.

Sobre los proyectos que serían financiados por Taiwán, especialmente carreteras y otras obras de infraestructura, Arias aseguró que buscará los recursos para llevarlos a cabo.