Según estas fuentes, las autoridades han evacuado todas las localidades de la costa oriental del país, de unos 300 kilómetros de largo, para evitar consecuencias del "Gonu" que se espera llegará hoy o mañana al suroeste de Irán.

Las fuentes aseguraron que entre los evacuados figuran miles de trabajadores del puerto y la refinería de Sohar, mientras que decenas de miles de ciudadanos del este omaní se dirigieron a lugares más seguros en Mascate, capital de este sultanato árabe.

Los expertos omaníes afirman que el ciclón, que comenzó hace dos días en el mar arábigo con 5 grados, está perdiendo fuerza y que avanza hacia Mascate con 2 grados, acompañado de intensas lluvias y vientos de entre 130 y 170 kilómetros por hora.

Los expertos, citados por la televisión omaní, también pronostican que el segundo objetivo del "Gonu" será el estrecho de Ormuz, en la entrada del golfo Pérsico, por donde sale una importante parte de las exportaciones de crudo a los mercados internacionales.

Asimismo, aseguran que esta misma noche o mañana llegará a la costa suroccidental de Irán, donde las autoridades han tomado medidas de precaución para evitar sus consecuencias.

Medidas similares fueron adoptadas por Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí, y aunque los gobiernos de esos países afirman que no esperan graves consecuencias del ciclón, los expertos advierten que puede obstaculizar el movimiento de los petroleros en el estrecho de Ormuz.