El hallazgo, que fue realizado en la aldea de Bar Elias, en el valle de la Bekaa, incluye también explosivos, mapas detallados de localidades y ciudades libanesas, gafas de visión nocturna, ordenadores y documentación, entre ella carnés de identidad de mujeres, precisa la agencia.

Los detenidos fueron trasladados a la ciudad de Zahle -también ubicada en el este del país- para ser interrogados, reveló ANN, que no precisó ni su numero ni su nacionalidad, aunque fuentes locales sostienen que entre ellos figuran un palestino, un sirio y un iraquí.

Este descubrimiento se produce un día después de que la policía se incautase de un camión cargado con armas destinado al grupo chií Hizbulá en un puesto de control en el área de Duriss, cerca de la ciudad de Baalbeck, "capital" de la Bekaa.

Asimismo, esta mañana las fuerzas de seguridad descubrieron un zulo que contenía numerosas armas, en la región de Akkar, en el norte del Líbano.

Según lo trascendido por algunos medios de comunicación, ese arsenal fue hallado en una casa que pertenece, al parecer, a un simpatizante del grupo radical suní Fatah al Islám.

Esa milicia libra desde el 20 de mayo pasado combates con el Ejército libanés en el campamento de refugiados palestinos de Nahar el Bared, cerca de la ciudad de Trípoli, en el norte de Líbano.

Por otra parte, las tropas libanesas desactivaron hoy una bomba en las inmediaciones de una "Rest House", hotel frecuentado por periodistas y soldados de la Fuerza Internacional de la ONU para el Líbano (FINUL), en una playa de la ciudad meridional de Tiro.

El descubrimiento de ese artefacto se produce pocos días después de que Fatah al Islám acusase al contingente naval de la FINUL de ayudar al ejército libanés en los combates que libra con esa milicia en Nahar el Bared.