Dos portaaviones de EEUU se preparan para iniciar maniobras marítimas y áreas en las aguas del golfo Pérsico, frente a la central nuclear iraní de Bushehr. Los buques ´Stennis´ y ´Nimitz´ realizarán esos ejercicios a unas 37 millas de Bushehr, que ingenieros rusos construyen en el suroeste iraní, y que Teherán espera que entre en funcionamiento a finales de este año.