Ataques aéreos israelíes en Gaza causaron la muerte de siete palestinos, entre ellos tres niños, y otras cuatro personas murieron por los combates intrapalestinos.

Los niños estaban en el automóvil de su padre, que pertenece a la municipalidad de Rafah. Fueron alcanzados por un misil en el último ataque del día, indicaron testigos. El progenitor estaba fuera del vehículo y salió ileso, mientras dos transeúntes resultaron heridos de gravedad.

Fuentes militares israelíes dijeron que el ataque estaba dirigido contra militantes palestinos que disparon cohetes contra Israel. Una decena de esos cohetes -cuyo lanzamiento se atribuyó la agrupación radical islámica Hamas- cayó ayer en el sur israelí, hiriendo a al menos un estudiante.

El ataque aéreo se produjo después de que el primer ministro israelí, Ehud Olmert, aprobara ataques adicionales contra objetivos en Gaza, indicó el Canal 10. El diario Haaretz reportó movimiento de tanques en dos sitios ubicados dentro de Franja de Gaza.

Listos para "más mensajes violentos"

Hamas amenazó con responder a los ataques aéreos de Israel. "Estamos listos para enviar más mensajes violentos", además de los ataques con cohetes, dijo un portavoz. Dos horas antes, un ataque de la Fuerza Aérea israelí mató en Ciudad de Gaza a un guardia de Khaled Abu Hilal, portavoz del ministerio del Interior administrado por Hamas. También causó la muerte de dos miembros del grupo extremista al bombardear su vehículo.