El presidente libanés, Emile Lahud, dijo ayer que Israel es el único beneficiado por la muerte de Hariri. Lahud señaló que "es el peor y más grande complot contra Líbano en su historia moderna destinado no sólo a desestabilizar la situación en el país, sino también a destruir la política nacional de apoyo a la Resistencia (Hizbulá)".