La composición del futuro Gobierno alemán, bajo liderazgo de la conservadora Angela Merkel, se tambalea, ya que al posible abandono del hasta ahora designado vicecanciller y ministro de Trabajo, el socialdemócrata Franz Müntefering, podría seguir el del líder bávaro Edmund Stoiber, al frente de Economía.

Así lo avanza el diario Die Welt, en su edición de mañana, donde asegura, citando a fuentes de la Unión Cristianosocial (CSU) que preside Stoiber, que éste no participará en un gobierno de gran coalición con los socialdemócratas si no está Müntefering.

Müntefering y Stoiber, pese a sus diferencias políticas, son dos políticos acostumbrados a dialogar en la mesa de negociaciones y recientemente compartieron la presidencia de la comisión para la reforma del sistema federal alemán.

Merkel tiene previsto presentarse a elección como Canciller ante el Parlamento una semana después, el día 22.

En la misma línea, los líderes del Partido Liberal (FDP) dieron ayer por fracasada las negociaciones para formar una gran coalición entre los democristianos y los socialdemócratas y recordaron que existen otras alternativas para formar un gobierno más estable.

El líder de los liberales, Guido Westerwelle, opina que ha quedado claro que el Partido Socialdemócrata "no está capacitado para gobernar", tras el anuncio de Müntefering de que no se presentará a la reelección. "La gran coalición se encuentra, antes incluso de que se forme, con los pies de barro", dijo Westerwelle.