Al menos veinte personas murieron ayer a causa de la explosión de un coche bomba en la ciudad iraquí de Basora, informó la emisora británica Sky News, que se basa en reportes de la policía iraquí.

Según la cadena norteamericana, la explosión tuvo lugar en una zona comercial muy populosa de la ciudad, poco antes de finalizar el mes de ayuno Ramadán.

Por otra parte, el Ejército estadounidense anunció que el pasado sábado dio muerte en un barrio de Bagdad a un supuesto cabecilla del brazo en Irak de la red terrorista internacional Al Qaeda.

En un comunicado, el mando militar en la capital explicó que unidades de los marines mataron con sus disparos a un hombre de nacionalidad saudí identificado como Saad y al que considera jefe de una célula terrorista en Irak

El presunto terrorista fue asesinado cuando atravesaba en un vehículo el barrio bagdadí de Al Abidi junto a otros tres hombres, que resultaron heridos.

Éste es el segundo presunto cabecilla de Al Qaeda de cuya muerte da noticia el Ejército estadounidense en los últimos tres días.

El sábado, el mando militar en Bagdad anunció que unidades de los marines dieron muerte a diez presuntos miembros de Al Qaeda en un ataque cerca de la frontera con Siria, entre ellos el supuesto líder de la célula. Ayer reveló que aviones de combate bombardearon también un inmueble ocupado por presuntos terroristas.