Un majestuoso mausoleo albergará los restos del padre del nacionalismo palestino, Yaser Arafat, según un proyecto de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) que destinará cerca de un millón de dólares para la nueva tumba, mezquita y museo dedicadas al fallecido presidente y que se erigirán en Ramala.

El complejo de la Mukata, que data de los tiempos del mandato británico, albergará las nuevas estructuras, que han sido diseñadas únicamente por arquitectos palestinos, según reveló el ministro de Vivienda, Mohamed Ishtiya.

Junto al mausoleo, se erigirán la mezquita y el museo, en el que se expondrán objetos personales del "raís" como su tradicional pañuelo negri-blanco o "kefía", o la pistola que siempre portaba, y que podrá ser visitado por nacionales e internacionales.

La mezquita tendrá capacidad para unas 250 personas, y también hará de centro de conferencias, indican los planes.

La nueva estructura señorial reemplazará al actual lugar de enterramiento de Arafat, sepultado en un recinto colindante con los edificios gubernamentales de la Mukata y entre cuatro pinos.

El proyecto será financiado por el Ministerio de Finanzas de la ANP, que ha rechazado revelar el coste de las obras.

Un millón de dólares

No obstante, fuentes palestinas han revelado a medios de prensa que el monto total del proyecto podría superar el millón de dólares.

Bajo el nombre de "Mausoleo de Yaser Arafat", las obras de construcción estarán a cargo de la compañía Midmac, y cuenta con los auspicios del Consejo Económico Palestino para el Desarrollo y la Reconstrucción, dependiente de la ANP.

La tumba de Arafat, según los planes, será convertida en una cámara de 12 metros de altura, junto a la que se erigirá un monumento de 19 metros. Ambas estructuras serán decoradas con la tradicional piedra de Jerusalén, ciudad en la que el difunto presidente palestino habría deseado ser enterrado.

Asimismo, un jardín que ocupará una superficie de unos 6.000 metros cuadrados, rodeará el mausoleo, al cual los visitantes podrán acceder gracias a una nueva entrada en la parte sur de la Mukata, a la que llevará un camino adoquinado.

La ANP ha anunciado que el proyecto se prevé que concluya en mayo de 2006.

Asimismo, el complejo gubernamental será reconstruido gracias a un proyecto financiado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Gobierno de Japón.

La Mukata, un edificio construido en los años 30 del siglo pasado bajo el Mandato Británico de Palestina también sirvió como cuartel general del Ejército israelí entre 1967 y 1996, hasta que se estableció la sede de la ANP en Ramala.

Esta vieja prisión fue refugio y vivienda de Yaser Arafat durante los más de dos años que estuvo asediado por Israel antes de su muerte en un hospital militar del París el pasado 11 de noviembre.

El Ejército israelí irrumpió en dos ocasiones en el complejo, amenazando incluso con detener al líder palestino, donde causó una importante destrucción, aunque en la actualidad la mayor parte de los edificios, casi todos en ruina, han sido rehabilitados y los escombros, amasijos de hierros y coches retorcidos y destrozados por los blindados israelíes han sido retirados.

Japón financiará la reconstrucción de los edificios que serán convertidos en sedes presidenciales, por una cantidad estimada en 10 millones de dólares y en coordinación con el PNUD y con varios ministerios de la Autoridad Nacional Palestina.

"Necesitamos unas nuevas oficinas para el presidente, en las que pueda recibir a dirigentes mundiales de manera civilizada y moderna", declaró a la prensa Rafik Huseini, director de la Oficina de la Presidencia palestina.

Para el futuro Estado palestino

"Deseamos tener un complejo presidencial en línea con las necesidades actuales y poder así comenzar a construir nuestro futuro estado", agregó.

Por su parte, el representante especial del Programa de Naciones Unidas para el desarrollo, Timothy Rothermel, afirmó que "ningún líder se ha enfrentado a semejantes retos y responsabilidades como lo hizo el presidente palestino Yaser Arafat y es de justicia que descanse definitivamente en paz en un mausoleo".

Los nuevos edificios gubernamentales que darán paso a las ruinas de la antigua Mukata constarán de cuatro plantas y estarán rodeados por jardines, reveló el ministro de Vivienda.

También el responsable de la cartera de Vivienda informó de que las intenciones de la Autoridad Nacional Palestina es de convocar próximamente un concurso público para la reconstrucción y según los planes y las previsiones, las obras tendrán una duración de aproximadamente un año y medio.