La policía danesa confirmó ayer que los cuatro jóvenes detenidos y encarcelados el jueves en prisión preventiva en Broendby, en las afueras de Copenhague y sospechosos de planear un acto terrorista, están vinculados con una operación policial en Bosnia.

Los jóvenes, originarios de Oriente Medio, tenían relación con un sueco de origen serbio que fue detenido junto con un turco y un bosnio el pasado día 19 en Bosnia, en una operación de la policía de ese país en la que se incautaron explosivos y armas de fuego.

Las autoridades bosnias se pusieron en contacto con los servicios de inteligencia daneses (PET) al descubrir la conexión de los arrestados con su país. La policía danesa cree que los jóvenes detenidos planeaban un atentado suicida en Europa a corto plazo, pero no ha confirmado si ellos iban a ser los ejecutores ni en que país iba a producirse.

Una información aparecida ayer en el tabloide sueco Expressen apuntaba a que los tres encarcelados en Sarajevo preparaban un atentado suicida contra la embajada estadounidense o la británica en la capital bosnia y que entre el material incautado hay un vídeo en el que el serbo-sueco pide perdón a Dios por participar.Veinticinco personas, incluidos familiares y amigos de los sospechosos, fueron detenidas en la operación policial realizada en Copenhague.